, Fresnillo, Zacatecas.
Primera plana Locales Estatales Municipios Nacionales Poliacas Politica Reportajes Cultura Deportes Internacionales Sociales

 
Meade no es el primero
 
En un cabalístico 27 de noviembre (cabalístico para el presidente Peña Nieto que en ese día ha decidido tomar decisiones como cambios en el gabinete o iniciar proyectos como su matrimonio con Angelica Rivera), José Antonio Meade Kuribreña fue destapado en una especie de liturgia priista del siglo XXI.
Guillermo Torres Quiroz
 
EUM SEIE 1 diciembre 2017.-
 
Meade Kuribreña es la representación de un tecnócrata puro al estilo de ex presidentes como Miguel de la Madrid, Carlos Salinas de Gortari o Ernesto Zedillo, es decir con estudios profesionales en la UNAM o el IPN, combinado con estudios complementarios en el extranjero, (por ejemplo, Salinas y De la Madrid estudiaron en Harvard, Zedillo y Meade en Yale) y aclarando que el estudio además de Derecho en la máxima casa de estudios; la carrera de Economía en el ITAM.

Otra característica es que, tanto De la Madrid, como Salinas y Zedillo, nunca ocuparon un cargo de elección popular anterior a su candidatura presidencial. Su experiencia se basa en ocupar cargos burocráticos económicos y de escritorio, los tres fueron titulares de la extinta Secretaría de Programación y Presupuesto cuyas funciones ahora recaen en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

La militancia partidista de De la Madrid, Salinas y Zedillo fue casi nula. Incluso la reflexión permanente del sector del PRI tradicional después de la derrota de Francisco Labastida en la elección presidencial del 2000, fue de nunca más un candidato sin trayectoria en el “tricolor”, nunca más un tecnócrata. Meade ni a eso llega, solo es un simpatizante del PRI.

El padre de Salinas, Rául Salinas Lozano fue funcionario público llegando incluso al primer nivel del gabinete en el sexenio de Adolfo López Mateos (1958-1964) donde fue Secretario de Industria y Comercio; por su parte Dionisio Meade y García de León, padre de José Antonio fue un funcionario de segundo nivel en el gobierno mexicano, dentro del área económica (SCHP-SECOFI-Infonavit-Banco Obrero, etc.) hasta que ocupo una diputación federal a finales de década de los noventa en donde presidio la Comisión de Hacienda.

Posteriormente Dionisio Meade fue ya en la era panista, subsecretario de enlace legislativo de Gobernación con Vicente Fox, funcionario del Banco de México y presidente de la Fundación UNAM, actualmente sigue vinculado a la administración pública.

Meade ha trabajado en ocho dependencias gubernamentales en veinte años, ha pasado por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), en la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR), en el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB), en Financiera Rural y en las secretarias de Hacienda y Crédito Público, Desarrollo Social, Energía y Relaciones Exteriores, en estas últimas cinco fue su titular.

“Pepe Toño” como lo quieren posicionar en las bases populares de la población (Meade sufre de ser un poco confuso y engañoso en su pronunciación), no es el primer tecnócrata en buscar la presidencia de México, es el cuarto en buscarlo, no tiene experiencia en campañas y operación electoral, nunca ha militado en un partido político, pero eso no lo absuelve de conocer las entrañas y corruptas alcantarillas del sistema político mexicano, para eso no se necesita ser militante de un partido político.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Facebook


En Twitter

 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

Las opiniones mostradas en los articulos de este portal informativo, pertenecen unicamente a las personas que las emite, Expresso Siglo XXI no es resposable de lo que las personas citadas expresen.