, Fresnillo, Zacatecas.
Primera plana Locales Estatales Municipios Nacionales Poliacas Politica Reportajes Cultura Deportes Internacionales Sociales

 
Cuando la muerte está cerca
 
La muerte es siempre una tragedia, sin embargo, la cercanía de quién muere hace una diferencia en nuestro ser y en la manera en que reaccionamos frente al hecho. Esa cercanía puede ser afectiva, familiar, pero también física, cuando estuvimos cerca del evento.
Óscar Ibáñez
 
EUM SEIE 7 marzo 2018
 
Recuerdo el dolor, la impotencia y el estado de shock del médico de guardia que estaba en el hospital cuando murió mi padre; le llamé porque me parecía que mi papá había dejado de respirar, nos pidió salir de la habitación, confirmó su muerte y se retiró a su oficina sin decir palabra, después de un rato lo fui a buscar y lo encontré perturbado y desconsolado, me dijo que era el primer paciente que moría bajo su resguardo.
Cuando la violencia crece, existe la posibilidad de que nuestra conciencia y reacción frente a la muerte se modifique, se “cauterice” y nos haga insensibles, o nos lleve a la negación o no aceptación como mecanismos de defensa, sobre todo cuando las muertes no son en nuestro entorno cercano, esto alimenta la espiral de violencia, crimen e impunidad.
Así los miles de muertos y desaparecidos de los últimos años en el país parecen convertirse en cifras de una insoportable levedad, como si la conciencia colectiva de nuestro país nos llevara a asumir que la tragedia es evidencia de la banalidad de la muerte, por lo que no exigimos respuesta.
Este fin de semana fue asesinado un estimado ser humano, alegre y trabajador, empresario y miembro de nuestra familia ampliada, el dolor, la frustración e incertidumbre es mayor respecto a otras muertes, y más por la forma, ya que no es lo mismo experimentar la cercanía de la muerte en un contexto de una muerte natural, que a partir de un accidente o de un crimen.
Está la primera reacción de dolor y solidaridad con la familia, el acompañamiento en el silencio, en la oración o en la cercanía y en las palabras de condolencia; después la memoria de la persona que ya no está y de los momentos compartidos, hasta llegar a las preguntas, a la impotencia y al dolor: ¿Por qué él? ¿Cómo sucedió? ¿Cómo fue posible?
Y nadie vive igual estas experiencias, ya que mientras más cercana es la persona, más te afecta su muerte, y además cada quién reacciona de diversas maneras y en diferentes momentos, desde las lágrimas, el dolor, la incertidumbre, la impotencia, la rabia, hasta los deseos de venganza, o de justicia, pero también la aceptación y el perdón.
Experimentar la muerte de cerca, también nos lleva a reflexionar sobre nuestra vida, sobre nuestra propia muerte o la de otros cercanos, y nos mueve la consciencia y las entrañas respecto a la experiencia de miles que como nosotros han perdido a alguien cercano. Es un momento para mirar en solidaridad y explorar la posibilidad de movernos y no esperar a que nos toque, sino de buscar opciones frente el dolor evitable, porque una vida arrebatada por un crimen reclama que no haya impunidad para que no les pase a otros.
El aumento de la violencia y la falta de justicia son un reclamo explícito a nuestra forma de organizarnos. Es un tema complejo y por lo mismo no es sólo responsabilidad de los gobernantes sino de toda la sociedad, pero en diferentes roles, en las campañas políticas se abre la posibilidad a la sociedad de exigir y proponer a los candidatos compromisos concretos para construir la paz y el bien común, y también la oportunidad de exigir a las diferentes instancias de gobierno, eficacia en su obligación de brindar seguridad y combatir la impunidad.
Estimado Rubén, nos quedamos con el recuerdo de tu sonrisa y alegría, de tu tesón y servicio; las abundantes y preciosas flores en tu funeral son un gesto silencioso del amor que engendraste en tu familia y en cientos de personas, que el Señor le de fortaleza y consuelo a tus familiares, y que a ti te tenga en Su gloria. ¡Descansa en paz!
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Facebook


En Twitter

 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

Las opiniones mostradas en los articulos de este portal informativo, pertenecen unicamente a las personas que las emite, Expresso Siglo XXI no es resposable de lo que las personas citadas expresen.