, Fresnillo, Zacatecas.
Primera plana Locales Estatales Municipios Nacionales Poliacas Politica Reportajes Cultura Deportes Internacionales Sociales

 
Ideología: ¿la podemos explicar?
 
tres ideologías que prácticamente en todos los campos de la actividad humana, en nuestro tiempo, subyacen con sus planteamientos. Muchas veces se combinan y las secundamos sin darnos cuenta, tal vez porque ni siquiera somos conscientes: todos hablan de ellas y, para no quedarnos fuera del discurso contemporáneo, también las asumimos. Son la ideología de género, el marxismo y el feminismo.
Ana Teresa López de Llergo
 
EUM SEIE 13 marzo 2018
 
Para entendernos mejor, conviene definir lo que es una ideología. Una ideología se fundamenta en una idea desvinculada de la realidad que se impone para explicar algún aspecto de la vida. Es una construcción mental, propuesta por alguna persona o un grupo, que entiende algunos aspectos de la vida de un modo inédito, original y articulado con total independencia de cualquier evidencia. Con esa idea se busca organizar un nuevo estilo de vida.
De allí que nos encontramos ante dos mundos: el que todos conocemos y experimentamos, y el mundo que se explica desde la personal manera de interpretar el mundo que todos conocemos. El primero es connatural a todos y nos une. El segundo no es connatural, se busca imponer por quienes lo inventan y por eso, divide a quienes lo adoptan de los que no lo adoptan. La ideología tiende a generalizarse y para lograrlo desacredita toda postura que le es contraria.
La ideología de género rechaza el modo de ser que cada uno ha recibido, llámese biología, naturaleza o esencia, y privilegia la interpretación que cada quién hace de sí mismo. Hay rechazo al orden de la vida humana, evidente y presente a lo largo de la historia. En el fondo, cada uno se siente descontento de ser quien es. Para tener más peso y lograr seguidores se hace un auténtico proselitismo muy bien planeado, con el descrédito de quienes no asumen su manera de pensar. Va contra la persona humana.
La ideología de género en primer lugar va contra el ser masculino y femenino, en segundo contra la familia como institución natural, buscan desacreditarla e intentan verla como una estructura de explotación. Por eso, las relaciones de los progenitores ya no necesariamente han de ser entre mujer y hombre, y las relaciones de los padres con los hijos también se desvinculan, así se elimina cualquier relación de autoridad.
El marxismo da a la sociedad un nuevo orden basado en la lucha de clases. En vez de la solidaridad, de la caridad, de la justicia que es tratar a cada uno según su dignidad, se impone el odio: la lucha entre dos grandes colectivos: los capitalistas y el proletariado. Urgen a la desaparición del grupo que califican como patriarcal, explotador, neoliberal, capitalista. Cualquier medio es válido con tal de desaparecer este grupo tan nocivo. Va contra la dimensión social de la persona.
El marxismo sospecha de las relaciones sociales, este es el motivo del esfuerzo por desaparecer a la familia y a cualquier sociedad intermedia. La meta es que los individuos dependan directamente del Estado, pues ven a la familia como la lucha entre hombre y mujer y entre padres e hijos. Ven a las instituciones laborales como lucha entre directivos –explotadores- y trabajadores –explotados-.
El feminismo es la postura que aplica la lucha de clases en la familia. El punto de partida está en la afirmación de que los hombres explotan a la mujer. Por eso, toda mujer ha de liberarse del yugo masculino y seguir ganando terreno. Ya consiguió el derecho al voto y el derecho a una educación superior para asumir empleos extra domésticos. Pero aún tiene que seguir en la lucha para conseguir los mismos puestos que los de los varones, el mismo salario, e incluso los mismos desenfrenos.
El feminismo desdibuja las características típicamente femeninas, de modo que actualmente se rechazan los aspectos que tipifican el modo de ser femenino del modo de ser masculino. Presentan un igualitarismo ideologizado. En este aspecto hay una contradicción de raíz pues si tan nefasto es el varón por qué se busca ser como él.
La meta es desaparecer la sociedad patriarcal, el modelo social y económico masculino que califican de capitalista, racista y machista. Buscan saltar fronteras e internacionalizar sus metas.
Respecto a la procreación proponen adueñarse de sus cuerpos y de su vida, como mujeres, lesbianas y trans: asumir la orientación sexual que deseen, liberarse del opresor trabajo doméstico y postular nuevos derechos como por ejemplo: el aborto. Explican sus ideales con una serie de calificativos demagógicos para desvincularse de cualquier rastro patriarcal. Es un discurso de odio, de allí la vinculación con el marxismo.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Facebook


En Twitter

 


Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

Las opiniones mostradas en los articulos de este portal informativo, pertenecen unicamente a las personas que las emite, Expresso Siglo XXI no es resposable de lo que las personas citadas expresen.