, Fresnillo, Zacatecas.
Primera plana Locales Estatales Municipios Nacionales Poliacas Politica Reportajes Cultura Deportes Internacionales Sociales

 
La resurrección es un hecho histórico
 
Hay grandes coincidencias entre los grandes pensadores, líderes religiosos, fundadores de otras religiones con muchos de los mensajes de Jesús, aunque también hay grandes diferencias sobre todo cuando Jesús habla de su relación con el Padre y sus revelaciones sobre la vida eterna, pero lo que hace la diferencia abismal e impide cualquier comparación es la resurrección de Jesús que ha confirmando plenamente su naturaleza divina y humana en una sola persona.
Jorge Espinosa Cano
 
 
Atestiguada por sus apóstoles y otros más, con quienes convivió otros cuarenta días para reafirmarlos en su misión de bautizar y predicar a todo el mundo, y cuyo fruto somos nosotros mismos. La confirmación de esta resurrección es el cambio de los apóstoles, de miedosos ocultos a testigos desafiantes hasta sellarlo con el sacrificio de sus propias vidas, seguidas después por miles de mártires, el caso más extraordinario es el de San Pablo, que de perseguidor pasó a ser el más ferviente y activo de todos los apóstoles, un profesor de extraordinaria cultura pero no creyente decía que no encontraba ninguna explicación para ese cambio de San Pablo, y tiene razón, porque no hay más explicación que la que da el mismo Pablo sobre que Jesús resucitado es quien lo convierte personalmente. Hoy en día vivimos ante un mundo superficial y escéptico que se rebela contra este acontecimiento que es a su favor, y por conveniencia, por un materialismo consumista, por ignorancia y falta de compromiso, y por otras muchas razones adopta posiciones de franca persecución, promoviendo una visión contraria de la vida cristiana, haciendo del bienestar material su única meta, con la promoción del aborto, de llamar matrimonio a uniones que por naturaleza no pueden serlo, y a manipular la defensa de la verdad diciendo que el cristianismo provoca un discurso de odio, cuando define como una verdad que la naturaleza es muy clara en sus principios y el principio de la vida es sagrado desde su concepción hasta su muerte natural. Gracias por compartir la felicidad de los que creemos en la resurrección de Cristo, no sólo por el testimonio que conocemos de los apóstoles, sino porque día a día vivimos con esa presencia de Jesús resucitado que nos levanta en nuestras caídas, sana nuestras heridas, nos llena de esperanza y nos brinda muchas alegrías. Sigamos festejando la Pascua, compartiendo su mensaje, aplicándolo en la vida diaria con quienes nos rodean, empezando con la familia, actuando con justicia en el trabajo aunque nos tengamos que enfrentar con quienes solo rinden culturo al dinero y al supuesto éxito a costa de pasar sobre los demás, pidamos mucho por los que han perdido la fe, o hasta hoy no han tenido la oportunidad de que alguien se las comparta, y sigamos pidiendo que Dios que con su gracia nos acompañe hasta el día final para poder llegar un día a compartir la resurrección de Jesús, de la que seguramente ya muchos de nuestros familiares participan.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Facebook


En Twitter

 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

Las opiniones mostradas en los articulos de este portal informativo, pertenecen unicamente a las personas que las emite, Expresso Siglo XXI no es resposable de lo que las personas citadas expresen.