, Fresnillo, Zacatecas.
Primera plana Locales Estatales Municipios Nacionales Poliacas Politica Reportajes Cultura Deportes Internacionales Sociales

 
CEM respalda a Mons. Rangel, por ser puente no muro
 
Los obispos de México externaron su apoyo a Salvador Rangel Mendoza, obispo de Chilpancingo-Chilapa, por su valentía, por ser puente y no muro, pero acotaron que el contacto con integrantes del crimen organizado, no puede ser una forma ordinaria de trabajar a favor de la paz.
Jorge López
 
EUM SEIE 13 abril 2018
 
En el marco de la CV Asamblea Plenaria de la Conferencia del Episcopado Mexicano, CEM, monseñor Alfonso Miranda Guardiola, Secretario General de la CEM; monseñor Sigifredo Noriega Obispo de Zacatecas y monseñor Carlos Garfias Arzobispo de Morelia ofrecieron una conferencia de prensa en la que informaron de una reunión que sostuvieron con el Secretario de Gobernación y el Subsecretario de Asuntos Religiosos así como el Director de Asociaciones Religiosas, y otra reunión más pequeña con las mismas autoridades civiles así como parte del Consejo de Presidencia de la Conferencia y el obispo de Chilpancingo-Chilapa, monseñor Salvador Rangel Mendoza.
Dijeron que en este encuentro todo fluyó de manera cordial, en la búsqueda de un trabajo colaborativo, “sin ninguna clase de sanción expresada”, el Secretario es consciente de la complejidad del estado de Guerrero donde el prelado, tiene que defender a las personas, a los sacerdotes y a las religiosas.
Monseñor Noriega subrayó que monseñor Rangel (quien ha afirmado haber dialogado con integrantes del crimen organizado para preservar la vida de un sacerdote) cuenta con la admiración de sus hermanos en el episcopado “por su valentía, por su testimonio, por ser puente no por ser muro, ante estas situaciones tan complejas y desesperantes”. Por su parte monseñor Miranda acotó que los obispos de México están con obispo de Chilpancingo-Chilapa, quien arriesga su vida, y que se encuentra en la Asamblea Plenaria.
Monseñor Garfias señaló que en su estancia como arzobispo de Acapulco no estuvo en contacto directo con alguna representación del crimen organizado, pero aseveró que si alguien del crimen se acerca a buscarlo “como sacerdote hay que atenderlo” pero sí debe buscar un contacto para abonar a favor de la paz, debe ser algo circunstancial no puede ser la forma ordinaria de hacer esta labor.
El obispo de Zacatecas indicó que no fue el único tema que trataron sino también el tema de la libertad religiosa, en virtud de que falta la reglamentación al artículo 24 de la Constitución, y se dialogó también sobre el tema educativo y la pobreza extrema, el tema de la vida, entre otros.
Y sobre la relación que la Iglesia católica tendría con el próximo gobierno monseñor Guardiola señaló que “estamos empeñados fuertemente en que cualquiera que sea el gobierno que llegue, sigamos trabajando en esa colaboración en beneficio de nuestro pueblo”, en el ámbito de una laicidad positiva; señaló que “la Iglesia es un actor que coadyuva con el bien del pueblo, de la nación”.
Plan pastoral
Los obispos afirmaron que nos encontramos en un momento muy importante, ya muy cerca de los 500 años del acontecimiento Guadalupano, (2031) y en 2033, celebraremos dos mil años de la Redención. En congruencia con esto la presente asamblea aprobó el Proyecto Global de Pastoral hacia el 2031-20133, el cual, dijo Mons. Noriega, es la propuesta y respuesta de Iglesia ante los desafíos actuales, en un mundo en el que el hombre es negado con tantas formas de descarte, que seguir así augura un futuro deshumanizado. Mons. Garfias señaló que en la fiesta de la Ascensión, se dará hará la entrega oficial del documento.
Por otro lado, extremaron su preocupación por la lentitud en la “rehabilitación de las personas y comunidades, la reconstrucción de los daños materiales y el momentáneo olvido que percibimos en la atención a las poblaciones afectadas particularmente las más pobres”.
Situación de riesgo
Mons. Miranda indicó que tenemos 21 sacerdotes asesinados del 2012 a la fecha, y señaló han estado elaborando un protocolo de protección a sacerdotes, religiosos y fieles laicos. Mons. Noriega subrayó que los sacerdotes quieren ser personas que contribuyen a un ambiente sano, contribuir a la paz. Se recordaron los talleres de escucha y de atención a las víctimas y familiares de los desaparecidos, encabezados por Mons. Garfias.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Facebook


En Twitter

 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

Las opiniones mostradas en los articulos de este portal informativo, pertenecen unicamente a las personas que las emite, Expresso Siglo XXI no es resposable de lo que las personas citadas expresen.