, Fresnillo, Zacatecas.
Primera plana Locales Estatales Municipios Nacionales Poliacas Politica Reportajes Cultura Deportes Internacionales Sociales

 
“Que mariguanicen la legaliguana”
 
Crédito
René Mondragón
 
EUM SEIE 16 abril 2018.-
 
La cabeza de la presente colaboración, es debida en su totalidad al sesudo fruto del pensador contemporáneo, antropólogo social, terapeuta máster en risoterapia y agudo comediante observador de las realidades nacionales: Teo González, por lo que recomiendo a mis bellísimas lectoras y aguantadores lectores, que escudriñen en Youtube algunos shows y presentaciones del citado comentócrata contextualizado.
________________________________________

________________________________________
Efectivamente, “que mariguanicen la legaliguana”, parece ser la consigna de diversos miembros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y activistas de izquierda –desde los que se clasifican en la parte sonrosada (de la izquierda, no pensar mal), hasta los ubicados en el más rojo contexto marxista-leninista) y, para que a nadie le queden dudas, la tendencia es, abordar cualquier tema que tenga que “ver con las drogas”, eso sí, como un asunto de salud pública.
La UNPF exige
Y en este punto, la Unión Nacional de Padres de Familia exigió, con enorme razón, que los asuntos derivados del uso, consumo, venta, producción y/o transportación de drogas sean atendidos desde un enfoque de salud, toda vez que, el bien jurídico protegido es la familia y la sociedad en su conjunto, en atención a los impactos de seguridad, violencia, repercusiones económicas, laborales, educativas y de competitividad.

Van dos
Como bien refiere la dirección nacional de los padres de familia, es tan urgente como indispensable, entrar al fondo de la Litis, porque el ministro Jorge Pardo Rebolledo, se lanzó al ruedo, presentando un proyecto que pretende eliminar la identificación como “inconstitucional” de cinco artículos de la Ley General de Salud. Obviamente, se trata del articulado que prohíbe el consumo de la marihuana.
La Primera Sala ya validó un segundo amparo –faltan tres más para generar jurisprudencia- para la aprobación-despenalización del consumo de marihuana.
Este escribano lo ha señalado y sigue sosteniendo que el empleo lúdico, el incremento en la producción, venta y transportación de la droga, solo vendrá a encarecer la corrupción.
Pero, por otra parte, desde esta inmerecida trinchera, seguiremos insistiendo en que, todos aquellos que continúan en la tendencia de “marihuanizar la legaliguana”, que le pregunten a la esposa de un marido marihuana que la golpea, que la lastima, que lacera la auto-estima de los hijos. Es necesario preguntar a la madre y a los hermanos de un joven marihuana que ya ha vendido el horno de micro-ondas, la televisión, la máquina de coser o varios enseres de la casa, porque –como no trabaja, “debido a su vicio”- de alguna parte tiene que salir el dinero para comprar “los churros” de la mota. Pregúntese a los hijos de un padre marihuana que viven en un ambiente de zozobra, temor constante, pobreza e ignorancia.
Los argumentos de la corte
No se requiere ser un especialista en desarrollo personal, trabajo social, neurocirugía o endocrinología para interpretar el argumento de la autoridad jurisdiccional que el reportaje de la UNPF recoge:
“…la prohibición absoluta es excesiva y viola el derecho humano al libre desarrollo de la personalidad”. En paralelo, la norma aprobada destaca que la prohibición al consumo debería ser solo para menores de edad.
Vamos por partes
Si la prohibición relacionada con la marihuana “viola el derecho humano al libre desarrollo de la personalidad”, ergo el alcohol, la cocaína, el tabaco, la heroína, cristal, crack, anfetaminas y krocodile, también deben ser despenalizados, “para no violar el derecho humano al libre desarrollo de la personalidad”
De esta forma y en los términos validados por la resolución de La Corte, e tendrá que hacer la declaratoria de legalidad para el consumo y cultivo de la marihuana, quedando –como dice Trump- en stand by, la normatividad para su producción, almacenamiento, venta, subsidios de SAGARPA, apoyos sociales de SEDESOL e inclusión en el Seguro Popular, para bajar los costos y “beneficiar” a las clases “menos favorecidas” de la sociedad. Digo, porque hay que ser parejos, ¿No?
Un punto adicional: la Reforma Educativa tendría que modificarse para que, en el entrenamiento y desarrollo de su libertad, los niños tengan claro que llegará su momento, para que consumiendo todos los cartuchos de marihuana que deseen, así desarrollarán el derecho a su propia personalidad, pero ahora, ya protegidos y amparados por la Corte.
¿La Suprema Corte de la Nación está usurpando facultades del Poder Legislativo? Parece que así es…y ésa, no es su función Constitucional.
La parte adicionalmente delicada es que los señores ministros de la Corte se pasaron por debajo de la toga los estudios de la comisión Nacional contra las Adicciones –CONADIC- y del Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente M.” que han documentado hasta la saciedad, los perjuicios directos y daños colaterales de las drogas, marihuana incluida.
¿Sólo los menores no?
El argumento es tan frágil como pueril. La dirigencia de los Padres de Familia a nivel nacional destaca que el Centro de Ayuda al Alcohólico y sus Familiares, descubrió que el 63 por ciento de la población identificada como consumidora de alcohol, fluctúan entre los 12 y 14 años de edad.
Adicionalmente, el escribano estima que esas legislaciones promovidas e impulsadas por la Suprema Corte de Justicia en México, lo único que lograrán –como ya queda debidamente comprobado en los casos de El Bronco, candidato presidencial, y el narcotraficante llamado El Chapo- solo vendrán a encarecer, aún más, la corrupción.
Por eso…¡Que mariguanicen la legaliguana!
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Facebook


En Twitter

 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

Las opiniones mostradas en los articulos de este portal informativo, pertenecen unicamente a las personas que las emite, Expresso Siglo XXI no es resposable de lo que las personas citadas expresen.