, Fresnillo, Zacatecas.
Primera plana Locales Estatales Municipios Nacionales Poliacas Politica Reportajes Cultura Deportes Internacionales Sociales

 
No todas las madres dan a luz
 
Hay en el mundo muchas mujeres que desempeñan el papel de madres, sin que hayan dado a luz. Son las abuelas, las tías, las hermanas mayores, y mujeres sin ligas familiares, que cuidan y educan niños ajenos. Con o sin lazos de sangre, ellas hacen lo mismo que hacen o hubieran hecho con sus propios hijos.
Salvador Reding
 
EUM SEIE 14 mayo 2018.
 
Para efectos de vida y de amor, son tan madres como las que parieron a esos niños que ellas toman a su cargo, y esto no debemos olvidarlo, tanto en el Día de las Madres, que en el mundo se celebra en diversas fechas, como en todos los días del año, siempre. Son como las niñitas, que, con instinto materno, abrazan y cuidan sus muñecas, pero esta vez con infantes de verdad.

Al igual que las madres genéticas, aman a los hijos hasta dar la vida, si ello fuera preciso. Aunque en realidad sí dan la vida, cuando dedican parte de ella a los hijos ajenos. Muchas veces, como en el caso de las abuelas o las tías, el lazo de sangre y el amor a la familia son la causa de tal dedicación. Otras no, tales lazos son simplemente de amor, y tan fuertes como los de las madres genéticas.

Las razones de que esas mujeres asuman el rol materno sin límites, son bien conocidas, nada nuevo que decir. Pero igual, como se dice, se quitan el pan de la boca para que los hijos coman, igual se desvelan y trabajan para que los niños crezcan y se vayan desenvolviendo para ser personas de bien.

Estas madres igual educan, aconsejan, enseñan las cosas de la vida, desde comer hasta comportarse en sociedad, les ayudan con tareas escolares, y dan la cara por ellos. Les enseñan el amar a Dios y al prójimo, a ser familia, y a vivir el gran valor de la amistad. Son como ángeles guardianes, pero de carne y hueso.

Y estas madres florecen en muchas partes y por diversas razones, por ayudar a las hijas o parientas que no pueden atender a sus hijos, o porque han muerto o desaparecido, o por tomar a cargo niños abandonados. Hay entre ellas mujeres que han tomado hábitos, que nunca darán a luz, pero que se encargan de orfanatorios, con el amor que muchos niños no reciben en los que se manejan por compromiso laboral, a sueldo.


El día de las Madres pues, es tan suyo como de las madres genéticas. Pero no siempre se reconoce esto, no siempre se ve el mérito de tal dedicación, de tal amor materno en hechos de todos los días. Y eso no debe permitirse. Hay que sacudir conciencias de los insensibles ante esta especial maternidad.


Debemos tener presentes, en esta fiesta que en muchos países se celebra el diez de mayo, a estas mujeres, estas que son madres sin haber dado a luz a los hijos que toman como de su propio vientre, y los aman y enseñan a amar a los demás, los ven crecer y partir a hacer su propia vida.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Facebook


En Twitter

 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

Las opiniones mostradas en los articulos de este portal informativo, pertenecen unicamente a las personas que las emite, Expresso Siglo XXI no es resposable de lo que las personas citadas expresen.