, Fresnillo, Zacatecas.
Primera plana Locales Estatales Municipios Nacionales Poliacas Politica Reportajes Cultura Deportes Internacionales Sociales

 
Acompañamiento y compromiso
 
La nueva realidad política en México iniciará con el cambio de senadores y diputados el próximo primero de septiembre.
Óscar Ibáñez
 
EUM SEIE 10 julio 2018
 
Esta mañana mientras caminaba por el centro de la Ciudad de México, me topé con una reunión dirigida por una activista de Morena, quien exhortaba a los ciudadanos a organizarse para luchar contra una sociedad decadente, la famosa sociedad occidental a quién ella llamaba “accidental”, que provoca -entre otras cosas- contaminación y daños al medio ambiente. Me llamó la atención la carpa con alimentos para ofrecer a los transeúntes, pero más me llamó la atención que a una semana de una victoria arrolladora en todo el país, los activistas de Morena no se duerman en sus laureles festejando el triunfo, sino que estén en la calle trabajando en promover sus ideas.
Hoy mismo el Arzobispo de Monterrey Mons. Rogelio Cabrera López en su mensaje con motivo del proceso electoral “Acompañamiento y compromiso”, invita a los católicos a no tomar “vacaciones” de la política en México, ya que una vez concluido el proceso electoral inicia un nuevo periodo de participación política al cuál muchas veces no se le da importancia y sin embargo significa la posibilidad real de hacer el bien en cada comunidad, entre otras cosas señala la necesidad de que los católicos no se limiten a la participación electoral sino que continúen “expresando adecuadamente la dimensión social de nuestra fe” en la transformación de la realidad temporal de diversas maneras; a quienes fueron electos como autoridades para que cumplan con sus responsabilidades de servicio a la comunidad, y a los ciudadanos en general para que señalen las cosas y propongan la mejor manera de realizar el bien común en el nuevo entorno político.
El Arzobispo citó su instrucción pastoral “sobre la participación política de los seguidores de Jesucristo” donde precisa que “no basta denunciar lo que vemos mal, debemos anunciar y participar en la construcción de una nueva sociedad. Es oportuno desarrollar nuestro profetismo, promoviendo los valores del Reino de Dios e interviniendo con nuestra participación personal y grupal”.
La nueva realidad política en México que iniciará con el cambio de senadores y diputados el próximo primero de septiembre, y el primero de diciembre con el cambio de presidente de la república plantea algunos retos fundamentales para el futuro del país, y es preciso participar en este periodo de transición para generar las propuestas que habrán de discutirse en el Poder Legislativo, y aquellas que darán pie a las políticas públicas del nuevo gobierno.
La mayoría obtenida no sólo por Andrés Manuel López Obrador en la elección presidencial, sino la mayoría lograda por los legisladores de Morena en la Cámara de Senadores, en la Cámara de Diputados y además en la mayoría de los Congresos estatales del país, implica que cuentan con la capacidad política de hacer cambios constitucionales o incluso plantear una nueva constitución, lo que necesariamente abrirá un debate nacional sobre muchos temas controversiales donde no existe un consenso, por lo que los ciudadanos necesitamos estar muy pendiente de participar en la discusión y en la construcción de equilibrios que eviten definiciones unilaterales.
Algunos legisladores han expresado su intención de promover una constitución similar a la que se aprobó en la Ciudad de México con la tentación de legislar sobre temas de vida, familia, propiedad e iniciativa privada que afectan a toda la sociedad y generan un clima de confrontación innecesario, sin embargo, si la sociedad no se manifiesta y opina porque se va de “vacaciones” de la participación política, seguramente los legisladores aprobarían reformas nocivas para la sociedad.
El combate a la pobreza, a la corrupción y a la impunidad; la protección de la familia, de las libertades políticas y religiosas; y generar las condiciones para una vida en paz y en armonía con el medio ambiente son razones suficientes que mueven al acompañamiento y compromiso cristiano en la política, no solo en las elecciones sino en todo momento para que vayamos construyendo una sociedad más humana y solidaria.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Facebook


En Twitter

 


Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

Las opiniones mostradas en los articulos de este portal informativo, pertenecen unicamente a las personas que las emite, Expresso Siglo XXI no es resposable de lo que las personas citadas expresen.