, Fresnillo, Zacatecas.
Primera plana Locales Estatales Municipios Nacionales Poliacas Politica Reportajes Cultura Deportes Internacionales Sociales

 
Desencanto
 
Es espeluznante lo que el mexicano de a pie observa cada mañana.
Caninus hambrientus
René Mondragón
 
EUM SEIE 12 septiembre 2018.-
 
Es espeluznante lo que el mexicano de a pie observa cada mañana. El terror ya invade a los ninis, a los hombres y mujeres de la “tercera edad y tres cuartos”. El pánico invade a los empleados federales que van a tener que cambiar su residencia a fortiori, porque en caso contrario, se irán a la calle, “con una mano adelante y otra atrás”, en expresión agudísima de mi santa “agüelita”.
Y es que, al escribano le da la impresión de que emerge una fuerte corriente de voracidad para ver quién acumula más poder económico y político. Por eso, unos dicen y otros se desdicen. Como señala curiosamente el destacado politólogo y filósofo contemporáneo, Cuauhtémoc Blanco, una cosa es la campaña, que ya se acabó y otra cosa es “que ahora, ya somos gobierno”, con cualquier significado epistemológico que la frase llegase a tener.
El tema no se ha limitado a la difícil relación –que debiera ser amorosa y plena en corazoncitos– entre el futbolista retirado de muchas cosas, y la presidenta de Morena. Se extendió al ríspido y amoroso intercambio de mentadas de madre y eufemísticos reproches entre Muñoz Ledo y Fernández Noroña que, como diestros mentores y mentadores en esas lides ( JESUSA CERVANTES, 4 septiembre, 2018 - https://www.proceso.com.mx/549602) “dialogaron” a voz en cuello, “a grito pelón” frente a las cámaras y a los reporteros.
Claro, el anarquista Fernández no empezó, hizo “segunda” al legislador Santiago González Soto, quien increpó acremente a Muñoz Ledo sobre su presencia en el informe de Peña Nieto.

La otra confrontación
El clima de inconformidades, efervescencia, malestar y golpes mediáticos se extendió ya al maridaje raro que hicieron los evangélicos del Partido Encuentro Social y Morena.
El pleito obedeció al reparto de diputaciones federales. Ese escenario provocó que el Partido del Trabajo –otra agencia de alquiler de siglas para elecciones– esté solicitando la invalidación parcial de la coalición que presentó también con Morena, por postular varios candidatos bajo las siglas del PT, sin que los susodichos estuvieran afiliados a ese partido… Como si esas minucias les importaran en serio. El escribano estima que la discusión implica las cuotas que los legisladores aportan al instituto político, que no son cualquier bagatela.

La risa es la que cala
“No le voy a tolerar”, sostenía a gritos Fernández Noroña. “Tome su asiento, señor diputado…no acepto su provocación”, contestaba Muñoz Ledo.
“No le voy a tolerar su insolencia”, insistía el anarquista diputado. “No soy insolente”, respondió Muñoz Ledo. “Es insolente”, contra-atacó el primero. “Usted es un golpeador”, aludió un par de ocasiones más Muñoz Ledo.
La agudeza y el colmillo de Porfirio Muño Ledo salió a relucir después de un poco más de 15 minutos (Ver la retransmisión en el Canal del Congreso, está de colección): “Para que no se hable de autoritarismo, pido a la asamblea en votación económica si se le concede al diputado Fernández Noroña el uso de la palabra. Pido el voto a mano”. De manera abrumadora, el pleno le negó la palabra.

Apuntes: cuarta transformación
En sus “Juegos de poder”, Leo Zuckermann ubica varios sitios de interés (Así comienza la Cuarta Transformación. https://www.excelsior.com.mx- 05 de Septiembre de 2018) que abonan al desencanto ciudadano.
Para empezar, el ridículo –así lo llama mi estimado Leo– de los senadores de Morena que cambiaron sus votos para asegurar la truculenta “concertacesión” con los seis senadores del partido Verde. En la otra esquina, el impresentable Manuel Velasco, cacique y desgobernador de Chiapas, adherido de facto a López Obrador, con tal de asegurar la senaduría y cobrar el “bono de marcha” como gobernador de aquella entidad. Para lograrlo, sus diputados locales (los maneja como propiedad personal) cambiaron la Constitución del Estado en un modelo Fast Track, (se votó en un solo día) para lograr un movimiento insólito: Manuel Velasco es en estos momentos, un gobernador con licencia, además de senador de la República, y a un tiempo, el mismo Velasco, es gobernador sustituto de sí mismo. ¡Genialidades veredes!
Como dice Zuckermann, son los reyes del oportunismo político que saben siempre ponerse del lado “correcto” de la historia. Por eso bastaron menos de 24 horas para que en un ataque de congruencia los legisladores de Morena votaran en contra de Velasco. No obstante la aplanadora de la Regeneración Nacional subió de nuevo al Pleno el tema de Velasco, y esta vez, los diputados de Morena le hicieron el favor a Velasco.
Y como dice Zuckerman: “Y Chiapas? Que se joda”. Y luego los “expertisses” se preguntan: ¿Por qué el desencanto de los ciudadanos con la democracia?
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Facebook


En Twitter

 


Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

Las opiniones mostradas en los articulos de este portal informativo, pertenecen unicamente a las personas que las emite, Expresso Siglo XXI no es resposable de lo que las personas citadas expresen.