, Fresnillo, Zacatecas.
Primera plana Locales Estatales Municipios Nacionales Poliacas Politica Reportajes Cultura Deportes Internacionales Sociales

 
Educando niños humildes
 
Hay diversas formas de ejercitar la humildad en nuestros hijos, por ejemplo, enseñándolos a reconocer sus errores, o poniendo sus talentos al servicio de los demás.
Silvia del Valle
 
 
En la actualidad, lo que menos está de moda es ser humildes ya que todo nos invita al egoísmo, el egocentrismo y la superficialidad que nos hacen vivir de una forma soberbia y prepotente.
Nuestros hijos no se quedan fuera de todo esto y, a veces, son los más afectados porque se les va deformando la conciencia al vivir este estilo de vida.
Por eso hoy te dejo mis 5 Tips para educar a nuestros hijos en la humildad.
Primero. Enséñales a reconocer sus errores.
Una forma de fomentar la humildad es el saber reconocer los errores, aprender de ellos.
Si no les enseñamos a hacerlo, estaremos formando personas intolerantes y que se sentirán infalibles y esta actitud desencadenará un gran ego y soberbia difícil de manejar.
Todos nos equivocamos, la diferencia está en qué hacemos con nuestros errores. Los negamos o aprendemos de ellos.
Segundo. Que comprendan que no siempre tienen la razón.
Para nuestros hijos el tema de la tolerancia a la frustración es un tema difícil.
Es necesario hacerles ver que no siempre tienen la razón y que no deben enojarse por eso.
De otra forma, harán todo lo posible y hasta lo imposible por salirse con la suya, sin importar a quién se lleven a su paso.
Reconocer que no tienen la razón fortalece su voluntad y les ayuda a vivir la humildad.
Tercero. No les des todo lo que te pidan.
Esta práctica es muy común ya que nosotros como papás, queremos que nuestros hijos tengan lo que nosotros no tuvimos y por amor les hacemos daño.
Cuando nuestros hijos tienen todo lo que quieren sin esfuerzo solo les estamos mal educando.
Y la soberbia toma posesión de ellos, sin que se den cuenta.
Cuarto. Que agradezcan lo que Dios les da.
La mejor forma de ser humilde es ser agradecido. Y nuestros hijos deben aprender a agradecer.
Sólo el que agradece valora, y el que valora puede reconocer que todo es un don de Dios y por lo mismo se siente bendecido y ante esto no cabe la soberbia.
Y quinto. Que pongan sus talentos al servicio de los demás.
Es necesario que nuestros hijos aprendan a ser serviciales, principalmente, en la familia.
El servicio ennoblece a las personas y las mantiene con los pies en la tierra.
Si nuestros hijos aprenden a cooperar para que la familia viva cada vez mejor, estarán siempre con los pies en la tierra y sabrán que lo que ellos hacen es necesario para que la comunidad familiar esté bien.
Así la soberbia no tendrá lugar y estaremos educando a nuestros hijos en la virtud de la humildad.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Facebook


En Twitter

 


Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

Las opiniones mostradas en los articulos de este portal informativo, pertenecen unicamente a las personas que las emite, Expresso Siglo XXI no es resposable de lo que las personas citadas expresen.