, Fresnillo, Zacatecas.
Primera plana Locales Estatales Municipios Nacionales Poliacas Politica Reportajes Cultura Deportes Internacionales Sociales

La bolsa Birkin de AMLO
 
El único detalle es que la bolsa la pagamos todos y se desfonda, las pagaremos aún más.
La ñora
 
 
Esta ñora tiene una amiga que ama las bolsas de marca, sí esas carísimas en las que una usualmente trae ni la mitad del dinero de lo que cuestan. Y tiene una habilidad asombrosa para perseguir ofertas, olfatear oportunidades y no se detiene hasta que dar con el modelo que quiere a un precio que se podría tomar como razonable. Aunque generalmente ha procurado comprarlas en oferta, ha habido ocasiones en las que no ha dudado en endeudarse hasta límites insospechados que amenazan con quebrar a la familia. En esas está porque quiere una bolsa Birkin y ya está en la lista de espera para tenerla, porque es un modelo súper, recontra, extra exclusivo. Las demás ñoras, su ñor y su mamá y hasta el portero de su casa la hemos tratado de convencer de que está loca al querer gastar tanto dinero, pero no hay modo.
Pues en este año del gobierno, el Estado-soy-yo-por-eso-el-crimen-de-Ayotzinapa-no-fue-el-Estado ha demostrado la misma cerrazón sobre todo para los nombramientos de algunos de los titulares –y titularas, no vaya a ser que ‘grafiteen’ esta columna por no incluir a las mujeres– de organismos regulatorios y autónomos.
El caso más asombroso, una especie de bolsa Birkin de mi amiga, ha sido un muchachito: Ángel Carrizales. Sí, uno que fue rechazado cinco veces por el Senado para diversos puestos. Cinco, de cinco, no cinco como contaba el copetes anterior que confundí el uno con el cinco. Este joven tiene un currículum –en una foto difundida mostró su amor por otro de sus atributos, pero suponemos que era su currículum el que interesaba– que no alcanza, no alcanzaba para estar en las dos comisiones en las que fue propuesto y que requerían aprobación, y no alcanza para ocupar el puesto en la ASEA.
El joven básicamente estudió Ingeniería Química y trabajó un par de años en una refinería, luego se ha dedicado a otras cosas muy leales a Morena, sobre todo en la oficina de Presidencia. Esta ñora no sabe si se dedicaba a contar a limpiar los bats y los guantes con los que el recibo-a-beisbolistas-pero-nunca-a-una-víctima-del-crimen-porque-esas-no-existen-en-mi-gobierno practica beisbol cada que tiene oportunidad o si organiza las mañaneras –se ve que le gusta levantarse más tardecito así que es dudosa esa segunda opción– pero es claro que no era nada directamente relacionado con los temas de Energía o Medio Ambiente. Sin embargo, fue su paso por Presidencia donde validó la prueba de confianza que mata cualquier otra cualificación necesaria.
Según lo que esta ñora leyó, los dictámenes de esa ASEA son muy importantes para la aprobación de la operación de Dos Bocas. Así que este nombramiento reúne dos lealtades del vengan-a-mi-fiesta-de-cumplegobierno-Morena-paga-el-traslado tanto conseguir trabajo al jovenzuelo que dicen por ahí también tiene en su currículum el ser amiguis de sus hijos como el asegurar que se haga la refinería que ya se inundó; que ya no se necesita porque el mundo está mudando a coches eléctricos; que no va a tener suficiente petróleo porque éste ya se acabó o hay que usar tecnología avanzada y cara y no popotes para extraerlo pueda ser puesta en operación; cuya construcción está afectando de tal modo la economía de Pemex que está a punto de poner en completo jaque a la economía nacional…
O sea, al igual que a la amiga de esta ñora que no le importa tener en la cartera una mínima fracción de lo que cuesta su bolsa, pero que ésta se vea bonita y luzca la marca. Dos Bocas y Ángel son una bolsa Birkin y no habrá poder humano que lo convenza de lo contrario. El único detalle es que esta bolsa la pagamos todos y si se desfonda, las pagaremos aun más.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Facebook


En Twitter

 


Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

Las opiniones mostradas en los articulos de este portal informativo, pertenecen unicamente a las personas que las emite, Expresso Siglo XXI no es resposable de lo que las personas citadas expresen.