, Fresnillo, Zacatecas.
Primera plana Locales Estatales Municipios Nacionales Poliacas Politica Reportajes Cultura Deportes Internacionales Sociales

 
El Papa Francisco y el infierno
 
Cada vez que tengo oportunidad escucho el noticiero conducido por Esteban Arce. Sus comentarios me parecen acertados y su estilo de comunicación es sumamente agradable. Tiene además otra característica que lo hace atrayente para muchos: su defensa acertada y entusiasta de puntos controvertidos de la fe y moral católicas. Pero hubo un comentario en su programa del martes 3 de abril, en torno a uno de tales puntos, que me sorprendió.
Javier Algara
 
EUM SEIE 10 abril 2018.-
 
. El tema fue un reportaje aparecido hace días en el diario italiano "Repubblica", escrito por el conocido periodista Eugenio Scalfari. El mencionado reportaje se refiere a diversos temas tocados por el periodista en una entrevista privada con el Papa Francisco, y a las respuestas dadas por el Pontífice respecto a dichos temas. Entre estas fue inevitable que destacara una por constituir nada menos que el presunto rechazo papal a un dogma enseñado por la Iglesia desde su inicio, a saber: la existencia del infierno. De acuerdo con Scalfari, el Papa Bergoglio habría dicho que las almas de quienes mueren en pecado, de las que desde siempre se había creído que terminaban en ese lugar de castigo eterno, simplemente dejaban de existir, eran devueltas a la nada. Eso sería su castigo. El infierno no existe, habría dicho el Papa, si le creemos a Scalfari.
________________________________________

________________________________________
El reportaje del periodista italiano, un hombre, ateo convencido, de más de noventa años, no pudo evitar convertirse en noticia viral. Era inevitable, dada la magnitud de lo que significaba. ¿Sería posible que el Papa, la roca sobre la que se sostiene la fe de los cristianos, negara un dogma enseñado por la Iglesia desde su origen?
¿Seria creíble que el garante del Magisterio de la Iglesia declarara falso algo que el mismo Jesucristo enseñó como verdad en los evangelios? Esteban Arce, acertadamente, se inclinó por dudar de la objetividad de lo reportado por Scalfari. Este periodista es conocido, entre otras cosas, por no grabar electrónicamente ni tomar apuntes mientras conduce sus entrevistas. Lo que reporta procede exclusivamente de lo que él recuerda de lo dicho por sus entrevistados. Lo que él puso en su artículo periodístico como cita "verbatim" en labios del Papa en realidad no es sino lo que él cree recordar que el Papa dijo. ¿Se puede confiar en la objetividad de tales citas? Esteban Arce lo puso en duda al comentar el tema. Los así llamados "vaticanistas", periodistas que reportan cotidianamente sobre los aconteceres de la Santa Sede, evidentemente también lo hicieron.
Hasta aquí todo iba bien. Pero...
Esteban Arce finalizó su comentario afirmando que el Papa Bergoglio es un "papa raro". Si con esas palabras el popular conductor noticioso quiere decir que Francisco es un sucesor poco común de San Pedro, estoy de acuerdo. Ya Scalfari ha causado problemas semejantes al Papa en anteriores reportajes, mismos que la Sala de Prensa del Vaticano ha tenido que rectificar públicamente a toro pasado. Es muy grande la paciencia del Papa que acepta ser entrevistado de nuevo por el mismo periodista, sin exigirle que lleve una grabadora o un cuadernillo para anotar. Este exponerse sin escudo alguno a la posibilidad de ser malinterpretado parece ser una de las tantas muestras de la vivencia evangélica de Jorge Bergoglio... aunque ello choque frontalmente con la lógica normal. ¿Por qué lo hace el Papa con este periodista en particular?
Si lo que quiere decir Esteban Arce es que las expresiones usadas por el actual pontífice para explicar la doctrina son a veces tan coloquiales que se prestan a interpretaciones peculiares, también estoy de acuerdo pero con algunos "caveat". Y esto fue lo que me sorprendió al escucharlo en el radio. Estoy de acuerdo que al portavoz del Vaticano le faltó más contundencia al negar lo dicho por Scalfari. No bastó que el portavoz se contentara con poner en duda la objetividad del periodista. Debió haber negado rotundamente que Francisco dijo lo que Scalfari dice que Francisco dijo. Pero en este punto Esteban Arce abrió la puerta a la duda del radioescucha al sugerir que la falta de contundencia del vocero vaticano constituye una admisión tácita de que el Papa pudo realmente haber dicho algo a Scalfari que hizo que este interpretara las palabras papales del modo como lo hizo. En otras palabras, Arce insinúa que definitivamente sí hay algo en este incidente que induce a pensar que el Papa tiene su propia y peculiar versión sobre el dogma del infierno.
Yo hubiera esperado que Esteban Arce hubiera hecho su tarea de forma más acuciosa; que hubiera investigado más sobre el tema. La noticia, en primer lugar, ya no era novedosa, puesto que el suceso tuvo lugar días antes de ser reportada por este periodista y ya se habían hecho en el inter muchos comentarios sobre el mismo. No fue novedad tampoco el que muchos periódicos -Esteban Arce citó únicamente uno, norteamericano- hubieran difundido tal cual el reportaje del periodista italiano sin analizar su objetividad y credibilidad. Esto ya es rutina tratándose de noticias negativas sobre el Papa. Pero ni Arce ni esos medios informativos se tomaron la molestia de investigar qué es lo que realmente cree el Papa Francisco sobre el tema del infierno para contrastarlo con lo afirmado en "Repubblica". De haberlo hecho se habrían percatado que ya en varias catequesis y homilías anteriores del actual pontífice sobre el infierno había quedado establecida sin lugar a dudas su ortodoxia católica. Ellas bastan para refutar lo dicho por Scalfari, y para disipar toda posibilidad de que el Papa le hubiera sugerido a este algo distinto.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Facebook


En Twitter

 


Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

Las opiniones mostradas en los articulos de este portal informativo, pertenecen unicamente a las personas que las emite, Expresso Siglo XXI no es resposable de lo que las personas citadas expresen.